THE 2003 CALHOUN-ROONEY LITERATURE REVIEW: Lumley Study, 1993 and 98; Bavarian Study, 1998; Danish Study, 1999 Reference: Calhoun, B, Rooney, B; Induced Abortion and Risk of Later Premature Birth; (Journal of American Physicians and Surgeons, Volt 8, #2, 2003). Calhoun and Rooney comment on 4 important studies dating from 1993 to 1999. The Lumley studies of 1993 and 1998 Calhoun and Rooney reported on 1993 Australian study by Lumley of 121,305 births. See Table 1 for results:

Number of prior IAs 1998 study
1 2 3 4+
Gestational age RR RR RR RR
20-27 wks(XPB) 1.6` 2.5 5.6 9
28-31 wks 1.5 1.1 2.6
32-36 wks 1.1 1.6 2.4

Table 1: Premature birth risk by # of prior induced abortions compared with outcome of first pregnancies.(Lumley, “The epidemiology of Pre term birth, Baillieres “Clinical OBGYN, 1993:7(3)477-498). Also Lumley in Prenatal Neonatal Med 1998; 3:21-24) (244,000 live births) Most of the induced abortions reported in this study were by vacuum aspiration, which would be the least traumatic method for the cervix. Nevertheless, these IA’s resulted in the significant increases in PTB. Notice that the Extreme Preterm Birth (XPB) category is inordinately affected, with doubling of XPB with just 2 IA’s, an increase of over 5 times the expected rate with 3 IA’s, and an astounding nine-fold increase with 4 or more induced abortions (the latter figure from a 1998 study by Lumley, analyzing 243,679 live births.) The Bavarian Study, 1998 Calhoun and Rooney reported on a1998 study from Bavaria of 106,345 births. See Table 2 for results. Martius, et.al; “Risk factors…” EuroJ.ObGynReproBiol1998;80:183-189)

Number of prior IAs
1 2 3 or more
Gestational age RR RR RR
32 weeks 2.5 5.2 8.0
<37 weeks 1.5 2.1 3.6

Note again, the dose response (more IA’s produce more PTB). Note also the inordinate increase in Early Preterm Birth (under 32 weeks) associated with repeat induced abortion–an eightfold increase after 3 induced abortions The Danish Study, 1999 Calhoun and Rooney reported on 1999 Danish study, which showed that a mid trimester abortion by D&E, (dilatation and evacuation) increased the risk of PTB substantially. This seems logical, as the D&E procedure necessarily results in more cervical trauma than a simple suction curettage. One prior D&E more than doubled the PTB rate, and two prior D&E’s increased the risk 12 times higher than the rate for women with no abortion history.(Zhou, Sorenson, Olsen, “Induced abortion and subsequent pregnancy duration,” Obstet Gynecol 1999;94:948-953)Reseña de la literatura Calhoun-Rooney, 2003: Estudio Lumley, 1993 and 1998; Estudio Bávaro, 1998; Estudio Danés, 1999 Referencia: Calhoun, B; Rooney, B; El aborto inducido y el riesgo de nacimiento prematuro posterior; (Revista de Médicos y Cirujanos Norteamericanos, Volumen 8, No.2, 2003). Calhoun y Rooney comentan aceca de cuatro importantes estudios que datan de 1993 a 1999. Los estudios Lumley de 1993 y 1998 Calhoun y Rooney reportaron acerrca del estudio Australiano llevado a cabo en 1993 por Lumley, de 121,305 nacimientos. Ver el cuadro 1 para observar los resultados:

Número de abortos inducidos Estudio realizado en 1998
1 2 3 4+
Período de gestación RR RR RR RR
20-27 smns. 1.6` 2.5 5.6 9
28-31 smns. 1.5 1.1 2.6
32-36 smns. 1.1 1.6 2.4

Cuadro 1: El riesgo de nacimiento prematuro según el númeo de abortos inducidos pevios comparado con el resultado de primeros embarazos. (Lumley, “La epidemiología del nacimiento prematuro, Baillieres” Obstetricia y Ginecología Clínica, 1993:7(3)477-498). También Lumley en Medicina Prenatal y Neonatal, 1998, 3:21-24. (244,000 nacimientos vivos). La mayoria de los abortos inducidos reportados en este estudio se llevaron a cabo por aspiración (succión), lo cuál sería el método menos traumático para el útero. No obstante, estos abortos inducidos dieron como resultado un significativo aumento en el número de nacimientos prematuros. Nótese que la categoría de los nacimientos extremadamente prematuros fué afectada en forma desproporcionada, mostrando el doble de nacimientos extremadamente prematuros con sólamente dos abortos inducidos, un aumento de más de cinco veces el índice esperado con tres abortos inducidos, y un asombroso aumento de nueve veces más con cuatro o más abortos inducidos (esta última cifra obtenida de un estudio de Lumley realizado en 1998, que analizó 243,679 nacimientos vivos). El Estudio Bávaro de 1998 Calhoun y Rooney reportaron acerca de un estudio de 106,345 nacimientos, llevado a cabo en Bavaria en 1998. Ver el cuadro 2 para observar los resultados. Martius y otros; “Factores de Riesgo…” Revista Europea de Obstetricia, Ginecología y Biología Reproductiva, 1998;80:183-189.

Número de Abortos Inducidos Previos
1 2 3 o más
Edad de Gestación RR RR RR
32 semanas 2.5 5.2 8.0
menos de 37 semanas 1.5 2.1 3.6

NNótese nuevamente, la respuesta de dósis, (más abortos inducidos producen más nacimientos prematuros). Nótese también el desproporcionado aumento en nacimientos muy prematuros (antes de las 32 semanas de gestación) asociado con repetidos abortos inducidos – un incremento de ocho veces más despúes de 3 abortos inducidos. El Estudio Danés de 1999 Calhoun y Rooney reportaron acerca de un estudio realizado en Dinamarca en 1999, el cuál mostró que un aborto en el segundo trimestre, por el procedimiento de dilatación y evacuación, aumentó significativamente el riesgo de nacimiento prematuro. Esto parece lógico, puesto que el procedimiento de dilatación y evacuación necesariamente resulta en mayor trauma del útero que un simple legrado. Una previa dilatación y evacuación, más que duplicó el índice de nacimientos prematuros, y dos casos previos de dilatación y evacuación aumentaron el riesgo doce veces más que el índice en casos de mujeres sin ningún historial de haber tenido un aborto. (Zhou, Sorensen, Olsen, “Aborto Inducido y la Duración de un Embarazo Subsiguiente”, Ginecología y Obtetricia 1999;94:948-953)